';

GOBIERNO MUNICIPAL O DICTADURA

El Sindicato de Policías Locales SIPOL, mediante el presente quiere informar de  la lamentable situación que se vivió en el Pleno ordinario del día 27 de febrero protagonizada por el Sr. Pla, y secundada por sus camaradas de gobierno.

Se ve que al Sr. Pla se le ha subido el cargo a la cabeza y ya no se acuerda de aquellos años en los que era Delegado de uno de los Sindicatos de mayor renombre de este país, de la casta sindical como seguramente diría él. Ya no se acuerda de cuando defendía los derechos de los trabajadores a los que representaba, ya que ahora ni siquiera los escucha.

En primer lugar, indicar que los cuerpos policiales tienen coartados parcialmente sus derechos laborales, ya que no pueden ejercer un derecho tan básico como el derecho a huelga, a lo que si le unimos que su Jefe no se digna a sentarse con ellos a dialogar ¿Qué les queda?

Indicar que el Sr. Pla no convoca las Mesas Generales que los Sindicatos le solicitan por registro de entrada y que, por ley debe convocar en un mes, esas mesas donde los Sindicatos pueden exponer sus demandas. Pues bien si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma, por eso los Sindicatos policiales llevan trasladando sus reivindicaciones al Pleno municipal desde hace meses, para así en el turno de ruegos y preguntas poder ser oídos, ya que resulta imposible.

Pues bien, lamentablemente, ese partido de izquierdas llamado Tots y Totes som Vinaròs, con el Sr. Pla a la cabeza, y los Sres. Alsina (PSOE) y Domenec (Compromís) como fieles escuderos, impidieron que un compañero de esta Policía pudiera realizar una pregunta, y no conformes con eso, expulsaron a otro compañero el cual se veía impotente ante tales abusos más propios de un gobierno dictatorial y bolivariano que de un estado democrático y de derecho.

600 vistas totales, 3 vistas hoy

Share This