';

PÉSIMAS CONDICIONES DE TRABAJO EN LA POLICÍA LOCAL DE LIRIA

El colectivo de la Policía Local de Llíria se encuentra sufriendo unas condiciones laborales infrahumanas desde hace mucho tiempo. Las nuevas instalaciones que se hicieron hace años para vestuarios tienen goteras a chorro, no va la calefacción en invierno, en verano es una sauna con más de 35°, el suelo retiene los desperdicios y las manchas año tras año. Deben convivir en unas instalaciones viejas en las que hay desde cucarachas hasta ratas. Mesas y armarios heredados de otros departamentos, ordenadores antediluvianos, paredes que se caen a trozos, sillas del personal y de atención al ciudadano que no las tienen ni en Guatemala, rotas y con manchas, conviviendo armeros y comedor,…un sinfín de despropósitos.

Y, para colmo, nos faltaba el cambio de instalaciones a unas provisionales en el Ayuntamiento porque van a iniciar las obras del «nuevo retén». ¿Instalaciones provisionales? Creo que se van allí para mucho tiempo.

Las instalaciones provisionales constituyen el espacio de un tercio de las actuales y por si fuera poco, según nos consta, una inspección de trabajo calificó de «instalaciones deficientes» tanto el lugar destinado al retén provisional como a los despachos de jefes y los propios vestuarios. ¿Vestuarios? Más bien un zulo en que deben convivir hombres y mujeres compartiendo un solo wc. ¿Y qué van a habilitar para comedor o zona para la pausa diaria? Pues no se, igual se les ocurre habilitar el Salón de Plenos.

En definitiva, el colectivo de la Policía Local de Llíria no se merece sufrir esta de previsión y planificación; es intolerable que las actuales taquillas de los Policías sean los maleteros de sus propios coches.

Desde el SIPOL-CV vamos a iniciar las acciones necesarias para conseguir unas condiciones dignas para l@s Policías locales de Liria.

5,286 vistas totales, 6 vistas hoy

Share This