';

Conflicto en Torrevieja por la habilitación de una playa para Perros

La improvisación es algo que se ha vuelto habitual en la corporación de Torrevieja y esta vez a tocado a cuenta de la playa para perros.

 

 

Con la playa de perros han querido marcarse un punto que les ha salido por la culata. No se ha contado con las partes implicadas y sus impulsores solo han conseguido que todos los días haya conflicto entre los partidarios de bañar a sus canes en el mar contra aquellos vecinos o veraneantes que no entienden la habilitación de zonas de baños que ellos han estado utilizando toda la vida.

Hablamos de improvisación por falta de previsión ya que el año pasado no consiguieron sacarlo adelante y este año lo han hecho ya entrada la época estival. Improvisación por falta de consenso sobre la ubicación. Improvisación por falta de información y señalización. Improvisación por falta de formación a sus policías y por elaborar un protocolo de 102 hojas que aclara mas bien poco, ya que por no aclarar no aclara ni dónde pueden bañarse los perros en la «Cala del Moro» o «Cala del Malpaso», denominación esta última desconocida por muchos torrevejenses, o si los animales deben ir atados o sueltos. Depende del policía de turno te dirán una cosa u otra y en ambos casos pueden estar equivocándose o acertando dada la ambigüedad de las ordenes emitidas.

Insultos, faltas de respeto, excrementos y desinformación es lo que se encuentran los Policías Locales destinados al servicio de playas, que día tras día son reclamados para solucionar un conflicto que solo el tiempo y la comprensión de ambas partes puede solucionar.

Todo ello lo tiene que solucionar una policía cada vez mas mermada en efectivos y medios sin que a nadie en el ayuntamiento y en la dirección de la policía parezca intentar arreglar. Bajen a la arena, mójense los pies y escuchen a sus vecinos, a lo mejor así toman decisiones perjudicando al menor numero de personas posibles.

2,085 vistas totales, 6 vistas hoy

Share This